NUEVA PISCINA OLÍMPICA PARA ARICA

26 abril, 2016

image006
Cumpliendo lo que hace un año comprometió el Ministerio de Obras Públicas ante la Municipalidad de Arica al suscribir un protocolo de colaboración mutua, el secretario regional ministerial de Obras Públicas, Jorge Cáceres entregó el resultado final del anteproyecto de la nueva Piscina Olímpica al alcalde de Arica, Salvador Urrutia, iniciativa comprometida dentro del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas.
El seremi Cáceres dijo que el anteproyecto “tiene como concepto no una restauración de lo existente, sino un reposicionamiento de este recinto como el mejor de Sudamérica. Trabajamos con estándares internacionales para que este lugar que en el pasado fue generador de campeones, vuelva a serlo y se convierta en una alternativa para eventos internacionales. Es un proyecto bastante ambicioso que involucrará una inversión superior a los 20 mil millones de pesos”.
La autoridad indicó que el anteproyecto deberá ingresar al Ministerio de Desarrollo Social para su evaluación, proceso necesario para poder licitar el diseño y las obras en un solo paquete durante el segundo semestre de este año.
A su vez, la seremi del Deporte, Amanda Sotomayor puntualizó que esta propuesta busca revalorizar los talentos que Arica ha tenido en saltos ornamentales, polo acuático y natación. “Esta iniciativa será un proyecto ambicioso que nos destacará dentro del concierto latinoamericano. Y no destacaremos sólo por el aforo que se situará con una capacidad de 2.300 personas, cantidad que ningún recinto tiene en Latinoamérica, sino también por la estructura que tendrá y que superará a cualquier recinto deportivo de los que tenemos actualmente”, expuso la autoridad.
Tras recibir los resultados del anteproyecto de la nueva Piscina Olímpica, el alcalde de Arica, Salvador Urrutia, valoró los estándares que se establecieron para esta propuesta y el trabajo realizado en forma conjunta con los usuarios.
Respecto de la propuesta que ha definido el MOP, se contempla la construcción en una superficie de 4,5 hectáreas, incorporando los sitios abandonados que hoy están alrededor de la actual piscina.
Para ello se propone la construcción de una piscina central, otra para saltos ornamentales, pero también otras más pequeñas para el trabajo de iniciación en esta disciplina. Todas esas áreas deberán estar techadas para evitar los efectos de la radiación y cumpliendo los estándares internacionales para este deporte.
Además, habrá espacios para la prensa, un edificio para administración, canchas, un velódromo y estacionamiento. Asimismo, el proyecto está pensado para conectarse con lo que el MOP hará en el balneario Chinchorro y también con lo que el municipio ha pensado para el Parque Centenario, incorporando elementos para disipar el impacto de un eventual tsunami.