RECTORES PLANTEAN PREOCUPACIÓN

15 enero, 2016

DSC_0899 (2)
En su primera sesión del año, el Consorcio de Universidades Estatales de Chile, CUECH, realizó en la Universidad de Tarapacá , el lanzamiento del Convenio Marco para las Universidades del Estado, mediante la firma de los rectores de una declaración, hito que marca el comienzo de la estructuración de las universidades estatales en red.
Al respecto el presidente y vocero de las Ues Estatales, Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile manifestó que “El Convenio Marco para nosotros es tremendamente significativo, es histórico ya que marca un punto de inflexión en volver a tener como Estado chileno un sistema de universidades que esté comprometida desde la investigación, desde la innovación, desde la preservación cultural de cada región del país, entre otros. Es el primer paso para que el sistema de Universidades Estatales se comience a estructurar como un sistema y se disminuyan las brechas existentes entre las instituciones del Cuech, consolidando un estándar de calidad común para todas las estatales. La idea final es que esta cosmovisión de lo público tenga una columna vertebral que son las universidades estatales de Arica a Punta Arenas, con presencia y diversidad regional”..
Agregó que de esta manera están volviendo a definir un sistema de universidades estatales que rompe con la idea que las universidades son rivales entre sí, donde las estatales tenían que entrar en la lógica de estar disputando en el mercado con las demás universidades.
Precisó que “cambia drásticamente y se entiende ahora que hay un sistema de universidades estatales que colaboran entre sí, que tienen un objetivo común que es el objetivo del país, se esfuerzan por ofrecer la mejor docencia compartiendo sus recursos para la docencia de pre y postgrado y sobre todo para la investigación y por lo tanto entra a primar el sentido de un propósito común por sobre el sentido de universidades que están compitiendo, eso es un hito en la forma de entender las relaciones entre las universidades”.
Asimismo enfatizó que las universidades estatales han sido absolutamente desmedradas y resulta vergonzoso que en el ánimo de las transacciones globales, para dejar tranquila en la mesa de negociaciones a las universidades privadas se ha ido por mucho tiempo colocando como una materia de negociación el detrimento de las estatales.