VALORAN ACEITUNAS Y ORÉGANO

16 julio, 2016

ABS_0488
La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, entregó el Sello Origen a las Aceitunas de Azapa y al Orégano de Putre, que agrega valor a productos que son parte de la cultura y el patrimonio de nuestro país.
“El Sello de Origen es una protección específica a cada uno de los productos que lo obtienen y que se traduce en apoyo concreto a su comercialización, a través de campañas promocionales en el país y en el extranjero”, destacó la Mandataria.
La máxima autoridad nacional destacó que “este es un logro de la Asociación de Olivicultores del Valle de Azapa, con sus famosas aceitunas y, bueno, el aceite de oliva, que son más de la mitad de la superficie cultivada del Valle. Y acá sólo se ha hecho un acto de justicia con una realidad que, en la práctica, tiene muchos años”.
En esta línea dijo que “cuando hablamos de la Aceituna de Azapa, a todo el mundo se le viene a la mente su sabor y textura característica. Este patrimonio gastronómico y cultural lo llevan los habitantes de la región donde sea que vayan, y hoy como Gobierno le estamos dando este empujón adicional con el Sello de Origen de INAPI”, resaltó.
Y añadió que “así respaldamos una tradición de cientos de años en la zona, reconociendo a la aceituna por su domicilio, reconociéndola como un producto único y garantizando la calidad de todo el proceso productivo, desde el cultivo hasta la mesa”.
Asimismo, la Mandataria afirmó que “también celebran hoy quienes cultivan el orégano de la Precordillera de Putre, que es símbolo del esfuerzo que hacen los campesinos de Socoroma hasta Ticnamar. Ahí nace el así llamado ‘oro verde’, producto aymara de máxima calidad, increíble aroma -yo estaba parada ahí, lo sentía de una manera muy agradable, además- y orgullo de Putre”.
En este contexto, la Jefa de Estado explicó que al otorgarle el Sello de Origen respaldamos un producto que ha bajado su producción por los embates del clima o la subida de los precios y “también porque los jóvenes ya no necesariamente siguen las enseñanzas de los antiguos oreganeros aymaras”.
Entonces, dijo “a partir de hoy, estamos reconociendo nacional pero mundialmente un condimento único en su especie. A partir de este sello, podremos fomentar el desarrollo del orégano de la precordillera, darle propiedad industrial a un producto que fue parte importante de la economía de la zona décadas atrás y mejorar el acceso al producto en distintas partes del mundo.Y celebramos también porque, junto al Maíz Lluteño, ya son tres los productos con Sello de Origen en esta región. Eso habla del extenso patrimonio gastronómico, histórico y cultural que la región de Arica y Parinacota tiene para ofrecer”.
Al finalizar su discurso, afirmó que buscamos con esta distinción es, justamente, promover el desarrollo económico de productores nacionales, reconociendo su labor y su trabajo, apoyando su preservación y su desarrollo. Estos productos que hoy día consiguen su Sello de Origen son ejemplos del desarrollo productivo que queremos: que reconozca y respete nuestro patrimonio, que sea inteligente y sustentable y que involucre a toda la comunidad en el progreso”.