AÑO ACADÉMICO EN LA UNAP

15 mayo, 2017

Con la presencia de las máximas autFOTOPORTADAUNAPoridades de la Universidad Arturo Prat, estudiantes, profesores e invitados, se inauguró oficialmente el año académico 2017, en el Centro Docente y de Vinculación de Arica.
La ceremonia estuvo encabezada por el rector de la UNAP, Gustavo Soto Bringas y por la directora del Centro Docente y de Vinculación, María Adela Fernández.
En la ocasión, realizó una exposición el Cónsul General del Perú en esta ciudad, José Eduardo Zeballos Valle, el que se dirigió a los presentes, exponiendo temas como el intercambio económico y de vinculación, entre los estamentos universitarios de Arica y Tacna.
Antes de la exposición el rector de la UNAP Gustavo Soto entregó su discurso antes los estudiantes, académicos e invitados a la ceremonia.
“Es un orgullo estar en la puerta norte del país, inaugurando el año académico del Centro Docente y de Vinculación, que tiene la Universidad Arturo Prat en la región de Arica y Parinacota. Ya van dos décadas desde que nuestra institución abrió sus puertas en esta ciudad, fijando como objetivos, satisfacer las demandas locales, contribuyendo a la elaboración de políticas públicas con perspectiva regional, y fomentando la movilidad social entre nuestros egresados”, manifestó.
La autoridad dijo que la UNAP de Arica, durante estos últimos 20 años, “ha podido insertarse en la comunidad local, aportando desde sus especialidades, no solamente al desarrollo de la docencia de pregrado, sino que también ha impreso su identidad como espacio de investigación”.
Claro ejemplo de esto –citó Soto Bringas- es el impacto que desde su surgimiento, en el 2011, ha tenido el programa de Conservación de Tortugas Marinas, y su integración al circuito de fauna marina, para el desarrollo del turismo de intereses especiales, iniciativa desarrollada a través del Fondo de Innovación a la Competividad (FIC), del Gobierno Regional de Arica y Parinacota, y que está en su segunda etapa.
También se refirió a la estrategia de desarrollo de la acuicultura regional, que a través de un proyecto Innova Corfo, busca definir una estrategia para esta área, disponiendo de una planificación hasta el 2024, proponiendo políticas públicas para el crecimiento sustentable de una nueva industria regional .
“El ejemplo de esto, es el proyecto de cultivo de truchas arcoíris en sistemas de recirculación, como alternativa sustentable de comunas precordilleranas. De esta forma, investigadores de nuestra universidad, apoyados con los fondos FIC del Gobierno Regional, proponen al territorio una nueva matriz productiva, desarrollando un proyecto de truchas en Copaquilla”, explicó el rector de la UNAP.
Mismo efecto, es el proyecto FIC “que busca generar y aplicar tecnología, para la producción de Omega3, a partir de micro algas, como una alternativa industrial. Esta investigación que está en su segunda etapa, y busca evaluar y proyectar un negocio basado en harinas ricas en aceite de Omega3”, aseguró.
Inmediatamente el rector Gustavo Soto, destacó la iniciativa, que junto a la Comisión Nacional de Riego, se desarrolla para generar transferencia tecnológica a los agricultores y mejorar la eficiencia del riego en el río Lluta.
“Nuestra tarea fue levantar información sobre el riego, cultivo y regularización y saneamiento de 200 derechos de aprovechamiento de aguas, junto con la realización cursos, de modo de favorecer el desarrollo de los agricultores de esa zona”, aseveró.
En la parte final de su discurso Gustavo Soto, manifestó que “previo a mi gestión como rector, anteriormente desarrolló, a partir de mis perspectiva científica, que el ser trasciende más allá del territorio, fronteras y nacionalidades. Y sin duda, que quienes habitamos en este norte desértico, sabemos que la geografía determina las acciones y las formas en que nos relacionamos, como nuestra forma de ser, de alimentarnos, de vivir y manifestarnos, la que se asemeja más a nuestros vecinos, que al resto del país”.
En ese punto la autoridad estudiantil recalcó que “el énfasis que ha puesto como rector, es buscar que la UNAP, interactué como actor movilizador de cambios en la transfrontera andina, y que a través del intercambio académico estudiantil, con Perú y Bolivia, podamos reducir esas diferencias, que nos imponen desde nuestros respectivos centros”.
Para terminar su discurso y dar por iniciado la inauguración del año académico Gustavo Soto, destacó la presencia del Cónsul del Perú, José Eduardo Zeballos.
“El que esté hoy como orador principal, no es resultado del azar, sino más bien, de una estrategia planificada, sistemática, que nuestra universidad ha llevado adelante y que este Centro Docente y de Vinculación desarrolla con éxito. Nosotros hemos participado en el Comité de Fronteras, como también la firma suscrita con las universidades Privada de Tacna y Jorge Basadre, junto a la Universidad de Tarapacá, pada dar vida a la Red de Integración Fronteriza, que valida aún más la concepción de que a través de la paradiplomacia, pueda alcanzarse la cooperación y vinculación entre los pueblos”, concluyó.