Arica y Parinacota: Equipos de Respuesta del Sector Salud se colocaron a punto con entrenamiento organizado por la SEREMI que incluyó terremoto y tsunami simulado

4 junio, 2018

Con el objetivo de colocar a punto las capacidades regionales de los equipos de respuesta rápida del Sector Salud, la SEREMI de Arica y Parinacota desarrolló recientemente una jornada de capacitación y entrenamiento en preparación y enfrentamiento de emergencias y desastres naturales.

Es así como durante tres días, los equipos de Arica y Parinacota (respuesta rápida, emergencias y desastres y delegados de epidemiología)del Sector Salud e instituciones afines, se capacitaron en la temática a través de exposiciones, ronda de consultas, y principalmente, mediante el ejercicio de la simulación de un desastre.

En el segundo y tercer día un ejercicio de simulación de un terremoto de magnitud 8.8 Richter y un posterior tsunami colocó a prueba a los participantes de la jornada, quienes se constituyeron en equipos de trabajo conformando sala de crisis y planteando el plan de acción para contener y enfrentar el desastre y sus efectos.

Los equipos con propuestas, actividades, responsables y plazos, comenzaron a resolver de con sus capacidades instaladas, los problemas que progresivamente iba colocando el ejercicio elaborado por el comité organizador, conformado por profesionales del Ministerio de Salud y de la SEREMI de Arica y Parinacota.

Las exposiciones estuvieron a cargo de profesionales del Ministerio de Salud, de la SEREMI de Arica y Parinacota, del Servicio de Salud Arica (SSA), del Ejército, de la Universidad de Tarapacá, de la SEREMI Metropolitana y de la ONEMI, entre otras instituciones representadas por sus expositores.

La seremi de Salud, doctora Claudia Torrealba, destacó durante la inauguración de la jornada la importancia para los equipos de la región.

“Es muy importante y necesario que nuestros equipos de Arica y Parinacota, desarrollen y perfeccionen sus capacidades y liderazgos, a través del entrenamiento y exposiciones de primer nivel, es así como de manera permanente y paulatina van adquiriendo de forma práctica las habilidades para responder de manera positiva ante la ocurrencia de un evento real”, planteó la autoridad regional de Salud.

Desde el 2014, la región realiza esta actividad, organizada por la SEREMI de Salud, a través de sus unidades de Epidemiología y de Emergencia y Desastres, y en cada una de las versiones se advierte un avance en la configuración del equipo regional.

El doctor, Sergio Alcayaga,jefe del Comité Operativo de Emergencias (COE) de la SEREMI de la Región Metropolitana, se refirió a los conceptos más internalizados en la jornada y que reflejan el cruce de variables colectivas y positivas que van determinando la eficacia de una mejor respuesta ante un escenario natural desfavorable.

“El trabajo en equipo consiste que uno tiene que hacer la mejor función confiando y apoyándose en sus compañeros de equipo, y respaldando a otros, y que ese trabajo es mejor que el trabajo individual. Eso estamos tratando de transferir a los grupos de trabajo. Lo otro que estamos viendo es la resiliencia, la capacidad de sobrepasar ese efecto adverso que significa un evento catastrófico por la fuerza propia de querer colaborar y de hacer las cosas mejor por el resto de las personas”, precisó el doctor Alcayaga -uno de los principales expositores- quien también se refirió a los liderazgos naturales y aprendidos para la consecución de metas y objetivos.

El profesional de la División de Políticas Públicas Saludables y Promoción (DIPOL) del Ministerio de Salud, Guido Martínez, fue otro de los expositores de la jornada, quien valoró la trascendencia de la jornada de tres días.

“Los equipos en tiempos de paz tienen la capacidad de poder reunirse a reflexionar y abordar la preparación frente a situaciones de desastre. Como sabemos nuestro país no está exento a la presencia de distintos tipos de amenazas naturales o antrópicos, y la región tiene un cierto nivel de amenaza, y por lo tanto, la importancia de que los equipos de la Autoridad Sanitaria de manera integrada con el servicio (SSA), la atención primaria, municipios, ONEMI y la academia puedan trabajar de manera articulada, conocerse, tener la capacidad de generar información en condiciones de desastres, así como implementar los flujos, para que rápidamente, las autoridades puedan disponer de información oportuna y poder adoptar las decisiones correctas”, planteó Martínez.