MEDICINA TRADICIONAL EN PUTRE

28 julio, 2016

01 directora salud gobernador parinacota
La directora del Servicio de Salud Arica (SSA), Ximena Guzmán, manifestó la necesidad de seguir avanzando en la complementariedad de las medicinas originarias y oficial, para que pueden dar, juntas, respuesta a las dolencias del espíritu y del cuerpo, respectivamente, a las personas usuarias del sistema público y, en especial, de las comunidades indígenas.
Así lo dijo en la inauguración del segundo seminario internacional de medicinas tradicionales, organizado por el CESFAM de Putre, el 27 y 28 de julio, y que contó con la asistencia de médicos y dirigentes de las primeras naciones aymara, mapuche, williche y rapa nui, como asimismo del kallawaya Walter Álvarez del departamento de La Paz en Bolivia.
El inicio de la actividad también contó con la presencia del gobernador de Parinacota, Roberto Lau, quien enfatizó que el fortalecimiento de la medicina ancestral forma parte de un camino trazado por los gobiernos de la Nueva Mayoría desde la promulgación de la Ley Indígena, la ratificación del Convenio 169 de la OIT y el actual proyecto de ley del Ministerio de Pueblos Indígenas.
Por su parte, el director del CESFAM de Putre, Miguel Espinoza, valoró que su establecimiento, desde 2004, haya avanzado en la interculturalidad en salud y que ahora pueda contar con rondas rurales autónomas de médicos aymara; con actividades de recolección de hierbas medicinales en altiplano; y con box para atención exclusiva de los terapeutas indígenas.
Teófilo Cañari, yatiri de la comuna de Putre, comentó que el seminario “es para agrandar, para seguir, mantener, conservar y transmitir nuestro conocimiento y sabiduría que actualmente tenemos; para que esto no quede en el olvido. Instamos a que la gente local, los que vienen a visitarnos de la ciudad, para que ellos también aprendan nuestra sabiduría de cómo trabajamos en nuestro pueblo”.
Por su parte, la machi Rosa Barbosa, de la comuna de Nueva Imperial, en la Región de la Araucanía, manifestó que le interesa que se fortalezca la medicina indígena en Chile, “porque todos somos de la tierra, de la Pachamama, como dicen acá. Necesitamos que vuelva las hierbas medicinales, como se está trabajando acá. También lo estamos trabajando enormemente para que vuelva con nosotros”.
Odilia Hito, dirigente rapa nui, comentó que la medicina es un legado de sus ancestros y que “todos los rapa nui hemos aprendido a utilizar las hierbas medicinales y a hacer sanación a las familias o parientes, en base a que desde pequeños nos enseñan el proceso de cada planta, para qué sirven y el macerado. Antes era la tarea de los hombres, pero con el tiempo el patriarcado se dio cuenta que la mujer tenía la capacidad de llevarlo muy bien”.
El kallawaya Walter Álvarez, asimismo, manifestó que vino a Putre para compartir, entre otras actividades que realiza, un libro sobre gestación y parto, y otro, ad portas de publicarse, que recopila los conocimientos de los terapeutas indígenas para el Instituto Boliviano de Medicina Tradicional.