«NO HAY FALLAS EN CATEDRAL»

20 mayo, 2017

Ante las críticas de la consejera regional Dina Gutiérrez a la restauración de la Catedral San Marcos que concluyó en enero de este año, el secretario regional ministerial de Obras Públicas, Jorge Cáceres desestimó eventuales fallas u omisiones en la ejecución de los trabajos que desarrolló la Dirección Regional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas.CATEDRAL
“Nos llama la atención que la consejera formule estas críticas a cuatro meses de haber entregado la restauración. El Consejo Regional fue informado constantemente de este trabajo, dado que contaba con financiamiento del Gobierno Regional. Incluso organizamos visitas de los consejeros a la obra, actividades a las que nunca asistió la consejera. Si había reparos al proyecto parece extemporánea su crítica, porque hubo instancias para plantear sus observaciones y no las hizo, incluso cuando acudimos a una sesión del propio Consejo Regional donde expusimos los avances de las obras y solicitamos un suplemento de los recursos”, indicó la autoridad.
El seremi señaló que se abordó de manera integral el edificio en su condición de Monumento Nacional, agregando incluso elementos para garantizar su seguridad exterior. “Debemos distinguir que la acera no forma parte del recinto. Sin perjuicio de ello, el Serviu nos ha informado que en su plan de reposición de aceras, tiene contemplado el cambio de la vereda adyacente a las escalinatas. Lo que sí, esto tomará algo de tiempo, ya que, tal como ocurrió con la restauración, deberán consultar esta intervención con el Consejo de Monumentos Nacionales, por tratarse de trabajos próximos al recinto patrimonial”, expuso.
La autoridad dijo que lamenta el desconocimiento que evidencian las críticas de la consejera, cuando manifiesta que no se utilizaron materiales nobles en la reparación de las gradas. “Justamente este fue uno de los trabajos más laboriosos. Trajimos a un cantero especialista en piedras utilizadas en edificios patrimoniales. Ese cantero nos hizo un catastro de cada bloque, las enumeró, y estudió su estado. Las más deterioradas fueron reemplazadas por piedras similares a las originales. Lo que pasa es que hoy están nuevas y por eso parece que fueran distintas a las que ya presentan desgaste”, precisó.
En cuanto a la disminución de las áreas verdes que cuestiona Gutiérrez, el seremi expresa su sorpresa por este planteamiento, “ya que fue precisamente lo primero que expusimos ante la comunidad y el Consejo Regional. Decidimos disminuir las áreas verdes, porque las antiguas y el tipo de riego eran la causa de la oxidación del edificio. Si queremos que este patrimonio perdure en el tiempo y siga siendo la postal de Arica, no podíamos seguir exponiéndolo a la corrosión que genera el agua en la estructura de hierro. Fue por eso que acotamos los jardines, los alejamos del edificio y dispusimos un sistema de riego moderno y menos oneroso”.
Cáceres expresó que le parece irresponsable el cuestionamiento de la consejera, al plantear que los recursos que se destinaron a este proyecto, no están debidamente justificados.
“Nuestras obras siempre están sometidas a las revisiones y fiscalizaciones de diversos organismos y también a la opinión responsable de los ciudadanos. Acusar a una entidad pública de gastar indebidamente o sentar dudas sobre su probidad, es un argumento muy manoseado por estos días, más en tiempos electorales. Si la consejera tiene dudas sobre cómo invertimos el dinero, no tenemos problemas en transparentar los gastos a través de los mecanismos que establece la ley, subrayó.
Finalmente, agregó que “no podemos aceptar que se enlode el prestigio de un equipo de personas, que lo único que ha hecho es cumplir con la voluntad ciudadana de rescatar un patrimonio que estaba completamente abandonado. Para nosotros el futuro no espera, lo construimos a diario cumpliendo con la tarea de hacer infraestructura al servicio de la comunidad. Por tanto, ya basta de enlodar la función pública con suspicacias infundadas que sólo buscan figuración política o fines electorales”.