PRONTA APERTURA DE COMPLEJO

4 agosto, 2016

DSC04817
Un 95 por ciento de avance presenta la construcción del Complejo Fronterizo Chungará que realiza el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección Regional de Arquitectura, en el límite con Bolivia de la Región de Arica y Parinacota.
A más de 4.600 metros de altura, el director general de Obras Públicas, Juan Manuel Sánchez recorrió los módulos de atención, instalaciones para pernoctación de funcionarios y el espacio para descanso construido para los perros que realizan detección de sustancias ilícitas.
Tras apreciar el avance de los trabajos, cuyo término está previsto para el último trimestre de este año, Sánchez destacó que este edificio forma parte de los compromisos bilaterales con Bolivia, dado que cuando entre en operaciones funcionará bajo la modalidad integrada, es decir trabajarán en él funcionarios de los servicios fronterizos de Chile y del vecino país.
La autoridad señaló que la mejor muestra de que el Gobierno de la Presidenta Bachelet cumple sus compromisos con Bolivia, es la inversión de 20 mil millones de pesos desplegada en este edificio. “Nos enorgullece mucho como Ministerio estar terminando una obra que va a estar al servicio de ambos países. Además, el diseño contempla un altísimo estándar para albergar a los funcionarios, tanto en sus estaciones de trabajo como en el hotel que se ha dispuesto con 45 habitaciones para que pernocten durante sus turnos. Sin duda que este recinto se convertirá en uno de los complejos fronterizos con mejores estándares del país”, indicó.
Del mismo modo, Sánchez subrayó que el nuevo complejo será una herramienta al servicio del turismo, dado que ofrecerá instalaciones confortables a los pasajeros de entrada y salida en un sitio que presenta características geográficas y climáticas difíciles.
El edificio cuyas obras están en su fase final, tiene una superficie de 4.700 metros cuadrados construidos. En ese espacio existen áreas de circulación cubierta, zonas de atención de público, cierre perimetral y pavimento exterior. También cuenta con dos galpones para escáner de vehículos livianos y camiones que utiliza el Servicio Nacional de Aduanas para la detección de sustancias ilícitas o prohibidas.
Por su parte, el profesional de la Dirección de Arquitectura a cargo de la supervisión de esta obra, Carlos Alvarado, explicó que actualmente trabajan 160 personas en las terminaciones del recinto y que en la etapa más intensa de las faenas se registraron 260 trabajadores. “Este será un complejo de doble cabecera, es decir, todos aquellos que ingresan desde Bolivia a Chile tendrán que controlarse aquí. Este complejo tiene 11 caniles para los perros que hacen detección de drogas u otros productos y también un módulo completo con comedores, salas de estar, cocina y dormitorios para los funcionarios de los organismos de control fronterizo”, puntualizó.